¿Qué es el almacenamiento de energía para el sector industrial mexicano?

Con los cambios en el medio ambiente y la creciente preocupación por su preservación, ha cobrado relevancia la «tecnología climática», enfocada en la reducción de las emisiones de carbono y los impactos del calentamiento global en general.

En México, una de estas tecnologías que ha adquirido importancia es el «almacenamiento de energía», un aliado fundamental para acumular la energía generada a partir de fuentes renovables como la solar y la eólica cuando está disponible en el entorno y utilizarla de manera controlada en momentos en que no hay disponibilidad de sol o viento.

Este tipo de tecnologías son esenciales para garantizar un suministro de energía amigable con el medio ambiente, ya que permiten mantener flujos de energía constantes a pesar de las fluctuaciones en la generación o el consumo en la red eléctrica.

Dentro del esquema de generación distribuida, que consiste en la producción de energía eléctrica en varias ubicaciones pequeñas y cercanas a donde se necesita, en lugar de generarse en una única central eléctrica grande, el 99.3% en México corresponde a energía solar fotovoltaica, según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Actualmente, los sistemas de almacenamiento en baterías de litio son los más utilizados para acumular energía, debido a su capacidad de almacenarla en grandes cantidades dentro de un espacio reducido y a su bajo requerimiento de mantenimiento.

El aumento en la generación de energía a partir de fuentes renovables en nuestro país se ha visto impulsado por la creciente demanda de baterías en sectores como hospitales, centros comerciales, hoteles, así como en la industria automotriz eléctrica y en el ámbito de dispositivos móviles como teléfonos celulares y tabletas. Aproximadamente un 7.9% de la producción eléctrica nacional proviene de la energía solar.

De acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos, México se encuentra entre los diez países con los mayores recursos de litio en el mundo. Por esta razón, en 2022 el Estado reconoció al litio como patrimonio nacional, regulando su exploración, explotación y comercialización en el país.

El almacenamiento de energía en México ha permitido la integración efectiva de las energías renovables en el suministro energético, así como el aumento de la capacidad de la energía existente proveniente de otras fuentes. Se estima que, en los próximos 10 años, México requerirá 2.3 GW de capacidad de almacenamiento para evitar perturbaciones en la red eléctrica, por lo que el avance en este tipo de tecnologías se vuelve imprescindible en la actualidad.

Compartir en:

Últimos Artículos

Suscríbete al Newsletter

Recibe información actualizada y relevante sobre la Manufactura de México.

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Al registrarte aceptas recibir nuestro Newsletter, puedes darte de baja cuando lo decidas.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí