Proyecto industrial de almacenamiento de energía en México

El almacenamiento de energía es una tecnología sustentable que está ganando terreno en México, con el propósito de asegurar el suministro, generar ahorros, para contribuir a la estabilidad y seguridad de las redes de distribución en la industria energética nacional, garantizando así un abasto continuo a largo plazo.

La inversión requerida para esta tecnología es menor a la que se necesita para expandir la infraestructura de la red eléctrica, especialmente en el sector industrial, el cual demanda grandes cantidades de energía durante las horas pico, pero ésta disminuye durante los momentos de menor demanda.

Los sistemas de almacenamiento de energía desempeñan un papel crucial en equilibrar las cargas eléctricas, generando ahorros en función de las fluctuaciones de la demanda a lo largo del día. Además, contribuyen a estabilizar la frecuencia y mantener el voltaje dentro de los parámetros adecuados.

El almacenamiento de energía también permite el acceso a zonas remotas mediante micro redes que pueden integrar sistemas de almacenamiento junto con fuentes de energía renovable, garantizando la producción constante de energía, reduciendo costos y disminuyendo la contaminación que los generadores diésel suelen producir.

En México, la tarifa eléctrica aplicable a empresas con una demanda superior a los 100 kilovatios al mes se divide en tres categorías: base, intermedia y punta. El costo de la energía aumenta durante las horas pico. La tecnología de almacenamiento de energía puede reducir los gastos operativos de la industria hasta en un 35%, acumulando energía durante los horarios de menor costo y utilizándola cuando la demanda es mayor, sin que esto implique un aumento en la tarifa eléctrica. Además, contribuye a evitar riesgos asociados con cortes de energía que podrían dañar equipos sensibles.

Un caso de éxito es el sistema de almacenamiento instalado y gestionado por Enlight en una empresa de la industria alimenticia en el norte del país, generado ahorros mensuales de aproximadamente 30 mil dólares en tres áreas clave: capacidad de almacenamiento, energía ahorrada en kilovatios por hora y continuidad operativa.

En la industria mexicana, la adopción de sistemas de energía híbrida, que combinan la electricidad de la red con fuentes de energía renovable como la solar y junto con el almacenamiento en baterías, proporciona eficiencia energética, sustentabilidad y mayor independencia para las empresas.

Compartir en:

Últimos Artículos

Suscríbete al Newsletter

Recibe información actualizada y relevante sobre la Manufactura de México.

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Al registrarte aceptas recibir nuestro Newsletter, puedes darte de baja cuando lo decidas.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí